Valores

APLICACIÓN DE VALORES

La AIIA publica regularmente los valores de mano de obra referenciales y a Consumidor Final vigentes en plaza para la reparación de automóviles, que surgen de la compulsa permanente del mercado realizada por la institución a través de la actividad profesional de sus miembros.

Las unidades de medición, (día de chapa, paño de pintura y hora de taller mecánico), surgen de la metodología habitual aplicada por los talleres en la elaboración de presupuestos de reparación y en la liquidación de siniestros de automóviles por las aseguradoras.

Los valores se consignan en rangos que contemplan valores mínimos y máximos observados en la compulsa. No se descarta que en el mercado existan casos aislados y puntuales de talleres que apliquen valores fuera del rango informado y a casos especiales.

Las pautas de aplicación están sujetas al mejor criterio y la discrecionalidad del profesional según su buen saber y entender.

Se entiende por vehículos de alta gama a los denominados de lujo o premium. Se distinguen de los de gama media e inferior por ofrecer prestaciones superiores en cuestiones de ingeniería, diseño, terminaciones y equipamiento. Dichas distinciones se reflejan tanto en el aspecto exterior del vehículo como en su interior, equipamiento opcional y acabados. Asimismo, algunos presentan motores de mayor potencia y eficacia. Algunas de las marcas dirigidas a este tipo de segmento serían Ferrari, BMW, Porsche, Aston Martin, Bentley o Mercedes Benz. Otras marcas fabrican modelos que pueden encasillarse en esta categoría, aunque la marca no se dirija puntualmente a segmentos de lujo, algunos ejemplos serían la RCZ de Peugeot y el Audi TT entre otros. Se hace notar que el desgaste por uso, kilometraje y desvalorización de los rodados lleva a reemplazar dicha categorización cuando el vehículo comienza a volverse obsoleto para dicho segmento. 

Por último, se destaca que un rodado 0 km, por el sólo hecho de ser nuevo, no debe incluirse en la categoría de alta gama por las razones ya mencionadas.  

Las pautas generales que se sugieren son las siguientes:

  • Los valores superiores serán aplicados para reparar un vehículo de valor medio con una antigüedad no mayor a dos años y en talleres de concesionaria.
  • Para vehículos más económicos en muy buen estado, tomar valores intermedios.

  • Para vehículos de mayor antigüedad en muy buen estado que salen del ámbito de las concesionarias, se proponen los valores inferiores.

  • Para vehículos denominados habitualmente de alta gama que preserven su condición, se proponen valores vigentes en talleres

    especializados en ese tipo de rodados.

  • Para vehículos sometidos a uso intenso, con rastros de siniestros anteriores o de antigüedad superior a los 10 años, aplicar valores inferiores a los publicados.

    En todos los casos los talleres considerados mantienen su situación impositiva de acuerdo a lo requerido por las leyes argentinas.

  • Para las motos en general se sugiere emplear el 70% del valor por hora de taller mecánico de un automóvil, aplicando el mismo criterio según la gama (baja, media o alta) de la moto.

PRECIOS ACTUALES

Los valores son promedio, referenciales y a «Consumidor Final». Surgen de la compulsa permanente del mercado realizada por la institución, en talleres de reparación del ámbito de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

El paño de pintura incluye todos los materiales necesarios; su «unidad» equivale a aproximadamente un panel de puerta de automóvil mediano. 

La hora de taller es para mecánica, electricidad, cerrajería, tapicería y varios. 

Para vehículos con más de 10 años de antigüedad los valores se reducen.

PRECIOS HISTÓRICOS

Los valores son promedio, referenciales y a «Consumidor Final». Surgen de la compulsa permanente del mercado realizada por la institución, en talleres de reparación del ámbito de Capital Federal y Gran Buenos Aires. 

El paño de pintura incluye todos los materiales necesarios; su «unidad» equivale a aproximadamente un panel de puerta de automóvil mediano.

La hora de taller es para mecánica, electricidad, cerrajería, tapicería y varios. 

Para vehículos con más de 10 años de antigüedad los valores se reducen.